Boda en la Sierra de Madrid

Decir que una boda es especial, es demasiado obvio, todas lo son, aunque depende de para quien. Pero desde el minuto 0 que conocimos a Espe y Angel, supimos que serian no solo clientes, si no también nuestros amigos. Y alguna mes después ellos pueden corroborarlo.

Pareja enamorada hasta las trancas, sencillos, simpáticos, detallistas, viajeros y aventureros, y encima nada mas conocernos nos dicen que se han visto toda la pagina de bodas.net y por fin encontraron lo que buscaban, nosotros. Ante eso, uno se diluye como un azucarillo en un cafe.

Nos contrataron para realizar tanto el reportaje de boda como la preboda y la postboda que tenemos prevista en unos días. El reportaje de preboda lo podéis ver aquí. Y ahora os enseñamos algunas de las fotografías que les realizamos  el pasado mes de junio.

En primer lugar los preparativos, Ángel se vistió en casa de sus padres y Espe en la Finca Los olivos, donde se realizó la ceremonia y el banquete, un lugar precioso.

novia preparándose para vestirse con amigas

vestido de novia

Esta ultima fotografia nos encanta, muestra el momento de la entrada del padre y el hermano de Espe, en su habitación, tras ponerse el vestido, y como ella se gira por completo, con esa sonrisa que tiene que parece tatuada porque siempre la lleva puesta

Y tras el pasillo entre lavanda y vides, se encontraron en un precioso altar rodeado de flores y de su gente, hasta su perro fue invitado y trajo los anillos

novia con su padre

mirada de la novia

novio llorando

Otro momento muy emocionante fue cuando Espe de espaldas a amigas y familiares hizo como que lanzaba su ramo, pero se dio la vuelta y se lo entregó a una de sus mejores amigas en mano, que próximamente se casaba.

abrazo de una amiga a la novia

perro en una boda

recien casados

Fue una ceremonia muy emotiva, especialmente cuando habló uno de los padres, momento que alguno tuvo que secarse las lágrimas, algo que nos motiva y nos hace sentirnos vivos.

Ya en el banquete proyectamos el Same Day Edit, momentazo para nosotros y también para ellos, al ver sus fotos a las pocas horas que ocurrieran. Otro momento curioso fue cuando los amigos de Angel le trajeron un regalo, que podéis ver a continuación:

 

  

beso entre los novios   

      novios bajo una farola  

Y que decir del pedazo de tango que se curraron, increíble, Rosa muerta de envidia al verlo y yo sabia que lo que vendría cuando nos viéramos: nos apuntamos de nuevo a bailes de salón?

Y es que fue una boda con todo tipo de detalles y momentos emotivos. Alucinante.

Pero lo mejor de todo es que sabemos que los tendremos cerca, porque nos gusta rodearnos de buena gente. Os queremos chicos 😉

baile de novios en boda en la sierra de Madrid

Por si quieres compartirShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email